DE LAS MIRADAS PERDIDAS

Support independent publishing: Buy this book on Lulu.Support independent publishing: Buy this book on Lulu.Support independent publishing: Buy this e-book on Lulu. Dos libros de poemas escritos y editados por mi, uno de ellos también en ebook. "De las miradas perdidas" A contratiempo"

domingo, 23 de febrero de 2014

POSTALES DE FELICITACIÓN


POSTALES ANTIGUAS.
Hoy es un día especial. ¿ Por qué?
Por nada singular,
el mar olía a arenques esta mañana.
Me duele la cabeza  igual que otros días.


No encontré tu mirada al mirar,
ni escuché tu risa detrás.
Pero es posible que celebres un año más
y me gustaría estar cerca para cantar.
Mil canciones antiguas o nuevas
que no deberías olvidar.
Brindar con una copa en la mano
por lo bello que vendrá.
Decirte que los regalos
en mi alma guardados están

sábado, 15 de febrero de 2014

¡Hoy! Ni mañana ni ayer.




Algo ha llenado mi vaso esta mañana
y no sólo fue el café.
El tiempo está cambiando
o yo me siento bien.


 
Hoy.
El trabajo se acumula,
ya no me duelen los pies,
me está entrando la prisa
por lo que tengo que hacer.

Comprar otro bolígrafo,
este no escribe bien,
recoger toda la casa,
ponerme a leer.
Pasear por la mirada,
contar un cuento al revés.



Decirle cuanto lo quiero
antes de volverlo a ver.
Hacer unos ramos de rosas
con las fotos del ayer
.
Salir de copas
sin hora para volver.
Soltar a mi perro
sólo por verlo correr
y comprar un espejo
en el que no me pueda ver.


 
Pura vida.
Dar besos y abrazos
Hasta no poderme mover.
Voy a recoger la casa
que me muero por correr.
¡Queda tan poco tiempo
y tantas cosas por hacer!

Ya no puedo perder el tiempo
pensando en mañana o ayer.
Hoy es el día que tengo
y no me lo voy a perder.




Safe Creative #1402150155514

viernes, 14 de febrero de 2014

SAN VALENTÍN

Rosas
 Hablan y cuentan mil historias;
 celebran, bendicen y vanaglorian,
 por algunas de pasión
 y otras de cine.
 Pero ni la mayor gloria
o el peor de los ataques,
 darán al traste con los amores simples.

. Aquellos entre tú y yo
 y los otros de los sin nombre.
 Los que no fueron grandes,
 ni pequeños, solo amores.
 Los que duran toda la vida
 o los de un instante.

 Los que dejaron regusto,
 una marca de agua en la mirada,
 una cinta de luto en la manga.
 Un nombre marcado a fuego en la memoria.
 Ese: “No hay quien me lo quite”.
 La seguridad de que el amor es tuyo;
 eres tu el que lo siente.
 Con el que no tienes orgullo,
 ni sueño que lo despierte.
 No hay celos por otras personas,
 ni enfados por los desprecios.
 Es el sentimiento por la persona
 lo que llena los espacios.

 Y cuando hueles la rosa,
 es suya.
 O cuando sientes el viento,
 te trae su nombre.
 A veces se duermen solos,
otras, van siempre de la mano
. Y esos sentimientos flotan
 llenando la vida de encanto.
Diamantes
Tú hueles por mi nariz,
 yo por tu garganta canto .
Y cuando estás cerca de mí,
 mi corazón es tu barco
 y tu sonrisa mi vela.
 Donde van tus ojos, yo atraco.
 donde está mi risa, tú pescas.
 Como las alas de la mariposa
que solo una no vuela.
Hay simetría aunque, a veces, no se vea.
 El amor fluye y refluye
 como las mareas.


 Código de verificación: 1402140148212-6K3EVW https://www.safecreative.org/certificate

sábado, 8 de febrero de 2014

Vagabundos

Hoy, en la calle, no te he visto.
Por las plazas, no te encuentro.
Ayer...te caíste en la calle,
después de contarme un cuento.

Tenías, la mirada ida,
los mismos ojos de un muerto,
en el alma una herida
y el corazón , abierto.

Dicen que:-"la insulina",
yo, no me lo creo.
Tenías el alma herida
llena de sufrimientos.

Quizás estés en el cielo
o quizás abriendo un hueco
por un camino de espinas
que te traiga de regreso.

Seguiré buscándote en la calle,
solo para darte un beso.

viernes, 7 de febrero de 2014

SIN TU LUZ


Sutil movimiento del sentimiento,
 olor a tierra mojada y cielo cubierto.
 Y al mirar por la ventana
 no ves ni tierra, ni nada.
 Has vuelto a caer en las redes
 de la tela de araña.

 Enfadado te sacudes el mal humor,
 los recuerdos y la desgana.
 Te vistes con el guardapolvo negro,
 cerrando puertas y ventanas.
La noche cerrada
La calle está desierta,
 las tabernas cerradas,
 arranca un motor viejo
 y pateas una lata.

 La noche, más clara que tú,
 hace brillar tu cara.
 Te enfadas con tanta luz
 y arrebolas la mirada.
 Ya tus pasos no son tú,
 ya no es tuya la mirada,
 algo apagó tu luz
 y dejó sin alma tu alma.